Humedales: riñones de la naturaleza

Los  humedales  son  ecosistemas  híbridos:  zonas  terrestres  cubiertas  por  agua,  parcial  o  permanentemente.  Estos  entornos,  que  ocupan  el  6%  del  planeta  tierra,  prestan  importantes  servicios  ecosistémicos,  no  sólo  para  la  vida  humana,  sino  para  la  biodiversidad  que  lo  habita  y  sus  entornos:  

  • Regulan  el  ciclo  del  agua  y  el  clima,  es  decir,  mitigan  el  cambio  climático. 
  • Purifican  el  agua  y  la  liberan  de  agentes  contaminantes. 
  • Evitan  que  los  ríos  se  desborden. 
  • Son  uno  de  los  más  importantes  suministros  de  agua  dulce,  vital  para  la  especie  humana.  
  • Son  el  hogar  de  aproximadamente  el  12%  de  especies  de  animales  en  el  mundo.  

Por  estas  razones,  el  2  de  febrero  de  1971,  se  realizó  la  convención  RAMSAR,  un  acuerdo  entre  países  y  organizaciones  no  gubernamentales  en  el  que  se  fijó  la  meta  de  resguardar  estos  ecosistemas  y  evitar  su  deterioro.  

Recordar banner Según  este  convenio,  se  “define  una  zona  húmeda  o  humedal  como  cualquier  extensión  de  marisma,  pantano  o  turbera,  o  superficie  cubierta  de  aguas,  sean  estas  de  régimen  natural  o  artificial,  permanentes  o  temporales,  estancadas  o  corrientes,  dulces,  salobres  o  saladas,  incluidas  las  extensiones  de  aguas  marinas  cuya  profundidad  en  marea  baja  no  exceda  de  seis  metros"  (Ramsar,  1971).  

Colombia  tiene  alrededor  de  20  millones  de  hectáreas  de  humedales  representadas  principalmente  en  ciénagas,  lagunas,  turberas,  pantanos,  madreviejas,  sabanas  y  bosques  inundados  (Min.  Ambiente),  de  los  cuales  708.000  hectáreas,  correspondientes  a  seis  humedales  se  han  declarado  sitios  RAMSAR  debido  a  su  importancia  mundial.   

A  pesar  de  los  esfuerzos  globales  para  proteger  estos  ecosistemas,  se  calcula  que  desde  el  año  1.900  han  desaparecido  el  64%  de  los  humedales  de  nuestro  planeta  (WWF).  

En  Colombia,  el  panorama  no  es  muy  diferente.  Según  el  Instituto  Humboldt,  las  actividades  humanas,  entre  ellas  la  ganadería,  la  agricultura,  deforestación,  urbanización  y  minería,  están  ligadas  a  la  alteración  de  aproximadamente  7.332.000  hectáreas  de  estos  ambientes.  “Quizá  porque  tradicionalmente  no  se  han  comprendido  a  fondo  los  bienes  y  servicios  que  los  humedales  aportan  a  la  sociedad”  (El  Espectador).


Fuentes:


Noticias realacionadas

Nuevos familias del programa

Nuevos familias del programa

Corporación que opera la implementación del esquema BanCO2