Tres acciones por el planeta

¿Qué haces desde casa para salvar nuestra madre tierra? seguro para responder esta pregunta recordaras la vez que sembraste un árbol o reciclaste una botella, pero hoy te vamos a proponer 3 acciones para que nos ayudes a cuidar nuestra casa común ya proteger nuestra biodiversidad:

Evita desechar el aceite usado para freír alimentos en el sifón del lavaplatos:

Un litro de aceite puede contaminar cerca de mil litros de agua potable, al llegar a los ríos o arroyos se acumulan en la superficie e impiden el intercambio de oxígeno y el paso de luz, provocando la muerte de la flora y la fauna del ecosistema.

Para evitar esto, recomendamos reutilizar una botella plástica o de vidrio y utilizarla como depósito de este aceite usado, para que este pueda ser reciclado, pues su uso va desde la fabricación de jabón o biodiesel.

Implementa las 7R´s del consumo consciente:

Reflexionar: Piensa antes de actuar o comprar, recuerda nuestras acciones generan una huella ambiental y trae consigo cambios sobre el planeta que le vamos a dejar a nuestras futuras generaciones.

Rechazar: evita el consumo de materiales como el icopor o las bolsas plásticas, dile no a los productos cosechaos con agroquímicos.

Reducir: Piensa, lo quiero o lo necesito, para evitar comparar innecesarias realiza una lista e prioridades, así sabrás que realmente es necesario.

Reutilizar: prolonga la vida útil de los elementos que tienes en casa, una botella se podría convertir en un avión para tus hijos o una caja de cartón se podría transformar en un excelente organizador. Siempre realízate esta pregunta ¿tiene otro uso oa quién más le podría servir?

Reciclar: Separa correctamente los residuos en casa, recuerda según el código nacional de colores para separación de residuos, según la Resolución 2184 de 2019 del Ministerio de medio ambiente, este proceso debe desarrollarse así:

Blanco:  usado para depositar los materiales aprovechables como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.

Negro:  en este puedes desechar elementos no aprovechables como el papel higiénico, servilletas, papeles y cartones contaminados con comida o papeles metalizados.

Verde:  Aquí puedes depositar residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, restos de la poda del jardín o desechos agrícolas.

Reincorporar: en nuestras manos está el poder de regresarle a la naturaleza todo lo que nos ofrece, por eso desde casa puede ofrecerle abonos orgánicos para reconstituir la tierra o fertilizar las plantas.

Resistir: podemos cambiar las tendencias del mercado, si optamos por realizar comprar más responsables ya la medida de nuestras verdaderas necesidades, por eso al comprar prefiere productos locales.

Incluye en tu rutina baños cortos, caminatas al trabajo o para ir de compras y aprovechar la luz natural.

Son tres actividades sencillas que al ser incorporadas a tu rutina son más fáciles de realizar, por eso procura bañarte en el tiempo que dura tu canción favorita; una o dos veces a la semana evita usar tu vehículo y realiza caminatas al trabajo, usa la bicicleta o el transporte público y para estudiar, leer o trabajar utiliza la luz del sol que ingresa por las ventanas.

Ayudar al planeta es muy simple, para hacerlo #CadaAcciónCuenta elige una de las que te proponemos aquí, así nos ayudaras a construir un mundo mejor.