Manglares y carbono azul ¿Qué influencia tienen en el cambio climático?

Seguro eres de las personas que piensa que plantar un árbol contribuye, en alguna medida, a la disminución de los efectos del cambio climático, y tienes todo la razón los árboles absorben el carbono (CO2), uno de los gases más abundantes en la atmósfera y uno de los principales agentes en el aumento de la temperatura de la tierra.

Sin embargo, se han identificado ecosistemas que capturan el CO2 de forma más rápida y eficiente que los bosques, estos son los ecosistemas marinos costeros, los manglares, pantanos y humedales, donde se confinan grandes cantidades de carbono.

Según Conservación internacional, un bosque de manglares puede almacenar hasta 10 veces más carbono que la misma área de un bosque terrestre, atrapando el CO2 atmosférico en el suelo costero en condiciones de bajo oxígeno, lo que ha permitido retener grandes cantidades de carbono durante largos periodos, es por ello que la ciencia ha denominado a estos ecosistemas “pozos de carbono”.

Nuestro país, según el Ministerio de Medio Ambiente, es el  cuarto país en América con mayor extensión de manglares, su cobertura alcanza las 290 mil hectáreas. Estos bosques ribereños  se desarrollan entre el agua salada y el agua dulce, pues conforman las fronteras donde confluyen los ríos y el mar; son un ecosistema fundamental para el desarrollo de peces, crustáceos, mamíferos, reptiles y anfibios que se resguardan bajo los laberintos de raíces sumergidas.

Ahora bien ¿qué es el carbono azul?

El término carbono azul se refiere al carbono atrapado bajo el agua, aquel que se almacena naturalmente en los ecosistemas marinos y costeros. Existen tres tipos de ecosistemas costeros que almacenan la mitad de este carbono sepultandolo en el fondo del océano, estos son los manglares, pastos marinos y marismas - tipo de humedal de agua dulce o salada-. 

Para el caso de los manglares actúan como barreras naturales para las olas, inundaciones y tormentas. Se calcula que estos bosques reducen el impacto de los ciclones marinos en un 50%.

¿Qué relación tiene esto con el cambio climático?


Según WWF, los bosques de manglar a nivel mundial en promedio capturan y almacenan 34 millones de toneladas de carbono. Según Alberto Vivas, ingeniero forestal de Corpouraba, la conservación de estos ecosistemas es fundamental en la mitigación del cambio climático, puesto que mientras se mangle en óptimas condiciones capta y confina el carbono, un mangle que sufre la deforestación libera este compuesto a la atmósfera, lo que agudiza el aumento de temperatura de la tierra.

¿Cómo proteger estos ecosistemas?

Algunas de las amenazas más predominantes para este ecosistema son la pesca indiscriminada, la contaminación por mercurio de las aguas que vienen del río donde se hace la minería ilegal, la ganadería extensiva, la contaminación por plástico y la tala. Por lo anterior te proponemos tres acciones para que nos ayudes a conservar los mangles colombianos:

Disminuye el consumo de plásticos de un solo uso, reemplazalo por recipientes de vidrio o botellas reutilizables, si  definitivamente debes usar este material asegúrate de reciclarlo para que sea aprovechado.



Reduce el consumo de carne de res, según un estudio de la Universidad de Oxford, al menos un 25% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero, corresponden al sector de la alimentación. El mismo estudio indica que el  58% de estas emisiones  corresponde al desarrollo de productos animales.

Usa medios de transporte alternativos como la bicicleta y compra local, cuando se disminuyen los recorridos de un vehículo convencional se disminuye la emisiones de gases que este emite al ambiente.



Recuerda # CadaAcciónCuenta, tu haces parte del cambio.